Agentes de la Ertzaintza detenían, en la mañana de ayer, sábado, a un varón de 20 años de edad bajo la acusación de un delito de lesiones. Presuntamente, el sospechoso habría participado con otras personas en una pelea en la estación de Metro de la calle Gran Vía, en Sestao, y habría causado lesiones traumáticas de cierta importancia en la cara a otro joven.

Pasadas las siete de la mañana de ayer, la Ertzaintza recibía un aviso del personal de seguridad del Metro en Sestao para dar cuenta de una pelea que se estaba produciendo entre varios individuos en la estación de la calle Gran Vía de esta localidad.

Personadas varias patrullas en el lugar, los agentes localizaban a cuatro jóvenes en la entrada de la citada estación, por lo que les preguntaban por lo sucedido. Estos aseguraban que se había producido una pelea en el interior, pero que ellos no habían participado. Sin embargo, como quiera que los cuatro presentaban rojeces y arañazos visibles en la cara, varios ertzainas se quedaban con ellos en el exterior, mientras otros entraban en la estación para recabar más información.

Ya en el interior, localizaban a tres jóvenes más, uno de los cuales presentaba la cara hinchada y ensangrentada. Preguntados por lo sucedido, los jóvenes daban cuenta a los agentes de que una discusión entre una pareja había provocado la pelea y que los individuos que estaban en el exterior también habían participado. Tras solicitar la presencia de una ambulancia para el joven que presentaba las lesiones en la cara, este era trasladado de inmediato al Hospital de Cruces.

Tras realizar las oportunas comprobaciones, gracias a las cuales confirmaban que las lesiones que presentaba el joven evacuado a Cruces se las había producido la agresión de uno de los individuos presentes, los agentes identificaban al presunto agresor como un varón de 20 años de edad y procedían a su detención bajo la acusación de un delito de lesiones, trasladándolo a continuación a dependencias policiales.