En unas jornadas de la Dirección General de Seguridad y Emergencias, que se celebraron esta última semana en Las Palmas de Gran Canaria.

Una treintena de policías, locales y autonómicos, aprendieron a intervenir eficazmente con personas con discapacidad intelectual en unas jornadas multidisciplinares, organizadas por la Dirección General de Seguridad y Emergencias, que se celebraron el pasado jueves y viernes en Las Palmas de Gran Canaria.

Las jornadas, que pretendían eliminar los prejuicios o falsas creencias en torno a estas personas, aúnaron la visión de la fiscalía, la medicina forense y la perspectiva sociosanitaria de la mano de ponentes como Rosa Rubio, fiscal delegada provincial de Protección de las personas con discapacidad intelectual, Eva Bajo Tobío, directora del Instituto de Medicina Legal de Las Palmas y, por último, Pilar Pérez, responsable del Instituto de Atención Social y Sanitaria del Cabildo de Gran Canaria (IASS).

Durante las diez horas de duración de las sesiones, que se celebraron en horario de mañana, las ponentes efectuaron un repaso por el marco jurídico que regula la protección y las garantías de las personas con discapacidad, así como otros contenidos relativos a las causas de la discapacidad, las herramientas de apoyo conductual positivo y las pautas de intervención para ofrecer apoyo a estas personas .

La Dirección General de Seguridad y Emergencias formó el pasado año a más de un centenar de policías, locales y autonómicos, de las dos islas capitalinas, donde se celebraron las primeras ediciones de las jornadas.