Agentes de la Ertzaintza detuvieron en la noche de ayer, viernes, a un varón de 21 años de edad, después de romper con una baldosa el escaparate de un establecimiento comercial ubicado en el término de Pasaia, presumiblemente con la intención de robar en el interior.

Pasadas las diez y media de la noche, la Ertzaintza fue alertada de que dos individuos habían fracturado el cristal de un comercio en la zona de Pasai Antxo y habían salido huyendo, tras ser recriminada su acción por parte de varias personas residentes allí.

Al lugar se desplazaron patrullas de la Policía Local y la Ertzaintza siendo localizados en el Camino de Berra dos individuos que se correspondían con la descripción física de los supuestos implicados. Una vez confirmado que el citado escaparate se encontraba fracturado y que, según el propietario personado en el lugar, su valor ascendería a unos 300 euros, se procedió al arresto de uno de ellos, como presunto autor de un delito de intento de robo con fuerza.

Este, que cuenta con antecedentes por hechos contra la propiedad, se resistió a su detención llegando a agredir a un ertzaina.

Al parecer, habría utilizado una baldosa de la vía pública para fracturar el cristal.

En la mañana de hoy, sábado, una vez concluidas las correspondientes diligencias policiales, ha sido puesto a disposición judicial.