Agentes de la Ertzaintza han detenido, esta pasada madrugada en Pasaia, a un varón de 26 años de edad, acusado de un delito de robo con fuerza. Presuntamente, el sospechoso se habría colado en la estación de Euskotren en Pasaia y habría intentado forzar una máquina expendedora de billetes, aunque sin conseguirlo.

Pasadas las tres y cuarto de esta pasada madrugada, la Ertzaintza recibía el aviso de que un individuo, cuya descripción se facilitaba, se había colado en la estación de ferrocarril de Euskotren en Pasaia, para lo cual había forzado una puerta, y había intentado acto seguido forzar una máquina expendedora de billetes, lo cual no había conseguido. A continuación, el individuo había abandonado el lugar.

Una vez que las patrullas de la Ertzaintza tenían conocimiento de este suceso, una de ellas se dirigía a la estación de Pasaia, donde localizaba una bolsa blanca de plástico con diversas herramientas en su interior, que luego se comprobaba que pertenecía al presunto ladrón.

Instantes después, otra dotación policial, que estaba recorriendo las cercanías por si localizaba al sospechoso, informaba a la primera patrulla de que había detectado la presencia de un individuo cuya descripción coincidía con la del sospechoso, y que se encontraba cerca de donde esta se encontraba.

Por ello, la patrulla se dirigía al lugar señalado e interceptaba al sospechoso. Así, tras identificarlo como un varón de 26 años de edad, y después de realizar las oportunas comprobaciones, los ertzainas procedían a su detención bajo la acusación de un delito de robo con fuerza, trasladándolo a dependencias policiales.