Agentes de la Policía Nacional han intervenido en Marbella (Málaga) un alijo de 27 kilos de heroína y han arrestado a uno de los mayores distribuidores de esa sustancia estupefaciente de España.

Además han sido detenidas otras tres personas que, presuntamente, se desplazaron hasta la localidad malagueña para recoger la droga y transportarla hasta Galicia para su distribución. La heroína iba distribuida en paquetes y oculta en el maletero de una furgoneta.

Localizado un importante distribuidor de heroína

La investigación comenzó cuando los agentes especializados en la lucha contra el narcotráfico detectaron en la provincia de Málaga a un ciudadano de origen turco que, presuntamente, se dedicaba al tráfico de heroína por todo el país. Los policías comprobaron que se trataba de uno de los mayores distribuidores de ese tipo de estupefaciente y, tras diversas indagaciones, constataron que estaba preparando un pase de droga.

Tras varios días de vigilancia en torno a esta persona, los agentes observaron cómo contactaba con dos hombres que, a bordo de una furgoneta alquilada el día anterior en Galicia, se habían trasladado hasta Marbella. Tras una breve conversación, los tres se dirigieron hasta un lugar donde intercambiaban varias bolsas de grandes dimensiones, lugar que posteriormente abandonaron en direcciones distintas.

Los policías realizaron un seguimiento a la furgoneta que presuntamente portaba la heroína y comprobaron que, tras circular por distintas calles de Marbella, se detenía en el aparcamiento de un centro comercial. Allí, los investigados contactaban con otro individuo que viajaba en otra furgoneta, también alquilada en Galicia, y manipulaban las bolsas que acababan de recoger y trataban de ocultarlas entre los enseres que portaba el vehículo.

Vehículo “lanzadera” para el transporte de la droga

En ese momento, los agentes identificaron y arrestaron a los tres individuos y comprobaron que el contenido de las bolsas eran paquetes de distintos formatos que contenían la droga. Uno de los vehículos iba a ser presuntamente utilizado como “lanzadera”, circulando varios kilómetros por delante de la furgoneta que transportaba la droga para avisar ante la posible presencia de controles policiales.

Pocos días después, los agentes arrestaron al ciudadano de origen turco que había suministrado la droga, presuntamente, uno de los mayores de heroína de España. En el registro de su vivienda en Marbella se hallaron más de 45.000 euros en efectivo.