Agentes de la Policía Nacional han detenido al fugitivo mexicano que fuera director general de la petrolera PEMEX. Era buscado en su país de origen por hechos ocurridos en 2012 y 2013 cuando desempañaba el puesto de director general en la compañía Petróleos Mexicanos.

Las autoridades mexicanas iniciaron en mayo de 2019 las labores de búsqueda internacional para detener al prófugo.

El detenido se encontraba fugado de México desde que en mayo de 2019 su nombre surgió como presunto responsable de un entramado de corrupción por actividades llevadas a cabo durante los años 2012 y 2013, cuando ejercía como director general de la petrolera mexicana PEMEX. Según la Fiscalía Mexicana se estiman en 280 millones de dólares el total de dinero defraudado.

Alto nivel adquisitivo y fuertes lazos internacionales

Desde ese momento las autoridades mexicanas iniciaron una búsqueda internacional para detener al prófugo, gracias a la excelente colaboración existente entre la Fiscalía Mexicana y la Policía Nacional española se obtuvieron indicios que situaban al fugitivo en diferentes localidades españolas. Si bien el alto poder adquisitivo y sus lazos internacionales complicaban su localización.

Las investigaciones llevadas a cabo por la Policía Nacional se prolongaron durante nueve meses, hasta que a principios de 2020 se pudo situar al prófugo en la provincia de Málaga. En el día de hoy una actuación conjunta del Grupo de Localización de Fugitivos Internacionales de la Comisaría General de Policía Judicial, y de la UDYCO de la Comisaría Provincial de Málaga ha culminado con la detención del fugitivo en los alrededores de una urbanización de Málaga.