Agentes de la Policía Nacional en Almería han detenido a un hombre responsable de un delito contra la salud pública y otro de defraudación de fluido eléctrico, quien habría conectado mediante un butrón tres inmuebles contiguos, destinados a la producción de marihuana. 

Las pesquisas policiales derivadas de los continuos cortes de fluido eléctrico en la barriada almeriense de Pescadería, fruto de los enganches ilegales de luz, apuntaban a un garaje del cuál emanaba un fuerte olor a plantas de cannabis sativa 

Exteriormente, el mismo se encontraba completamente tapiado, lo cual llevó a los investigadores a creer que el acceso desde exterior estaba oculto. En la azotea del inmueble había funcionando las 24 horas del día seis máquinas de aire acondicionado de tipo industrial.

Las vigilancias llevadas a cabo por la Policía Nacional determinaron que el arrestado observaba fuertes medidas de seguridad para acceder a uno de los inmuebles y a través de éste al garaje. También era frecuente el uso de hasta tres vehículos distintos para eludir la vigilancia sobre su persona, todos los cuáles además no eran de su propiedad.

La Policía Nacional ha llevado a cabo cuatro registros domiciliarios, siendo intervenidas 1.283 plantas de marihuana, 73 transformadores eléctricos, 72 lámparas, 73 bombillas de 600w, cinco extractores, cinco filtros de aire, un ventilador, tres balanzas de precisión, y 260 euros en efectivo.

Durante la práctica de dichos registros, los agentes pudieron comprobar cómo desde una de las viviendas se había practicado un agujero tipo pasadizo subterráneo para interconectar ésta con el garaje, y así evitar acceder a las plantaciones a través de la calle, y con ello evitar ser visto.

El detenido R.J.G.L ha pasado a disposición del Juzgado de Instrucción número 6 de los de Almería en funciones de guardia, acusado del delito de tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico.