El Grupo de Respuesta Operativa (GROPE) interceptó en los últimos días a dos conductores en Gran Canaria, a quienes se les imputó sendos delitos contra la seguridad vial al carecer, en uno de los casos, del preceptivo permiso de circulación del vehículo que conducía, y en el otro, por tener el permiso sin vigencia.

En el primer caso, el investigado, de 22 años, fue interceptado en un punto de verificación de San Bartolomé de Tirajana, del que intentó huir hasta que finalmente fue detenido y trasladado al Juzgado de Instrucción del citado municipio del sur de la Isla. En el segundo caso, el conductor de 50 años, fue interceptado en la localidad de Agaete, con un permiso que carecía de vigencia, con el que pretendía embarcarse en el ferry con destino a Tenerife. Los agentes comprobaron que el investigado poseía 15 antecedentes por el mismo tipo delictivo, hecho que se hizo constar en el atestado policial.

Requisitoriado en Tenerife

Agentes del mismo grupo detuvieron a un hombre de 56 años en el municipio tinerfeño de Los Realejos, sobre quien pesaba una orden de búsqueda, localización y detención por un supuesto delito de lesiones, motivo por el cual, tras su detención, fue trasladado al Juzgado de Instrucción número 2 de La Orotava, en Tenerife.

El GROPE efectuó 6.434 servicios e intervenciones en materia de seguridad ciudadana el pasado año, dato que representó el 63 por ciento del total realizado por el cuerpo policial, con una actividad registrada de 10.271 servicios e intervenciones.