La Guardia Civil de la Comandancia de Las Palmas ha organizado con los complejos hoteleros de las islas de Gran Canaria, Lanzarote y Fuerteventura para gestionar el excedente de comida existente a raíz del cese temporal de la actividad turística en todos los establecimientos, asegurando su traslado y entrega a instituciones benéficas.

Iniciativa y gestión.

A raíz de las medidas establecidas en el RD de Estado de Alarma ocasionado por el COVID-19 por el que se ha establecido el cierre temporal de los complejos hoteleros, la Guardia Civil inició un contacto estrecho con la dirección de complejos hoteleros establecidos en su demarcación con el objetivo de potenciar la vigilancia y conocer la gestión de seguridad interna de los mismos. 

Entre otras inquietudes que planteó el colectivo hotelero fue el destino y la gestión de los alimentos de los que disponían. Por este motivo, la Guardia Civil de la Comandancia de Las Palmas lideró la iniciativa de coordinar la gestión del traslado y entrega de estos alimentos en diferentes sociedades y asociaciones benéficas existentes en las islas. 

Las primeras actuaciones ya se han llevado a cabo en los complejos desplegados en la Compañía de Puerto del Rosario en Fuerteventura, donde hasta el momento se ha colaborado con tres establecimientos hoteleros ubicados en su mayoría la localidad de Pajara, entregando varios lotes de alimentos perecederos en el Banco de Alimentos de Fuerteventura.Por lo que respecta a las islas de Gran Canaria y Lanzarote está previsto que en los próximos días la Guardia Civil continúe con las labores de coordinación con los hoteles ubicados en Costa Teguise y Vecindario.