Agentes de la Policía de la Generalitat – Mossos de la comisaría de
Mataró detuvieron, el 28 de octubre, un hombre de 41 años, nacionalidad española y vecino de Mataró, como presunto autor de cuatro delitos de robo con intimidación , uno de ellos en grado de tentativa, a varios establecimientos comerciales de la localidad de Mataró.

El primer hecho se produjo el día 25 de octubre, alrededor de las 12 h, cuando se tuvo conocimiento de que se había producido un robo con intimidación en una farmacia del barrio Los Molinos de la localidad de Mataró. El hombre entró en la farmacia y robó unos 400 euros de la recaudación mientras amenazaba la dependienta.

A las 19.45 horas del mismo día, el hombre entró en una tienda de la Ronda de los Países Catalanes e intimidó las dos dependientas hasta que sustrajo unos 1.000 euros de la recaudación.

Al día siguiente 26 por la tarde, el detenido volvió a la misma farmacia del barrio Los Molinos y intimidó y amenazó a la dependienta con un destornillador hasta que consiguió unos 250 euros de la recaudación y huyó.

Finalmente, el día 27, alrededor de las 20.30 el hombre cometió otro robo, en este caso en grado de tentativa, a una farmacia situada en el barrio de Rocafonda. En aquella ocasión intimidar y amenazar a las dependientas con un cuchillo pero se marchó sin el botín, ya que el dinero estaba en la caja de seguridad.

El modus operandi siempre era el mismo: entraba en el comercio con la cabeza cubierta con una capucha y pedía el dinero de viva voz o mostrando un papel escrito mientras mostraba un cuchillo o destornillador. Cuando conseguía el dinero de la caja registradora huía corriendo a pie con el botín

Con la información aportada por los testigos, se inició una investigación que permitió identificar al autor del robo, un hombre de 41 años de nacionalidad española, con numerosos antecedentes y vecino de Mataró y detenerlo la tarde del día 28 de octubre .

El 31 de octubre el detenido pasó a disposición del juzgado de guardia de Mataró, que decretó su ingreso en prisión.

Se da la circunstancia, que este hombre ya había sido detenido el día 23 de octubre como autor de un robo con intimidación en una farmacia del Barrio Cereza de la misma población y que quedó en libertad por orden judicial al día siguiente de su detención.