Agentes de la Policía de la Generalidad-Mossos de Mossos y de la Guardia Urbana de Barcelona llevaron a cabo en la tarde de un amplio dispositivo de seguridad ciudadana relacionado con el tráfico de drogas y por la compraventa de objetos sustraídos. 

Agentes de ambos cuerpos policiales realizaron cuatro entradas administrativas en dos bares, un comercio y una peluquería desde donde los investigadores habían detectado que se distribuían y consumían sustancias estupefacientes y desde donde se estarían vendiendo objetos de procedencia ilícita relacionados con robos violentos o hurtos.

Los diversos contactos con los agentes de la policía de proximidad habían tenido con el tejido asociativo y vecinal del barrio de Trinitat Vella permitieron disponer de nformación de primera mano relacionada con la actividad de ciertos locales que se podrían dedicar al consumo y venta de sustancias estupefacientes y la compra de objetos provenientes de hechos delictivos.

A las seis y media de la tarde los agentes llevaron a cabo las cuatro inspecciones en dos bares, una tienda de comestibles en la calle Cerro de la Trinidad y una peluquería de la calle Almanzor. De resultas del operativo, los mossos detuvieron dos personas por requerimientos judiciales, un acta administrativa por posesión de sustancias estupefacientes, dos citaciones judiciales, treinta y nueve personas identificadas y tres actas administrativas.