Agentes de la Ertzaintza han detenido esta madrugada en Donostia a tres jóvenes, de 27, 25 y 19 años de edad, por un presunto delito contra la salud pública. Los ertzainas han aprehendido en un local de Amara diversas cantidades de marihuana y hachís, al tiempo que los arrestados incumplían la obligación de confinamiento en sus casas establecido por el estado de alarma a causa del coronavirus.

A las 02:30 horas de esta madrugada, agentes de la Ertzain-etxea donostiarra que realizaban una patrulla de Protección Ciudadana por unas plazas interiores del barrio de Amara han escuchado ruido y música procedente de una zona de trasteros y locales. Los ertzainas han procedido a comprobar que se estaba incumpliendo la obligación de confinamiento debido a la alerta generada por el COVID-19.

Una vez localizado el local de donde procedía la música y los gritos, los ertzainas han encontrado allí a tres personas jóvenes y han observado que a la vista estaban tres balanzas de precisión, envoltorios de plástico y diversas cantidades de sustancia marrón prensada, supuestamente hachís. Además al acceder al interior, los agentes han notado un intenso olor a marihuana procedente de una caja de madera escondida entre un sofá y la pared. Dentro de la caja se han localizado unas diez bolsas que contenían cogollos y marihuana.

Dada la situación y las evidencias halladas, los ertzainas han procedido a la detención de los tres jóvenes identificados por un presunto delito de tráfico de sustancias estupefacientes. Asimismo, se les ha abierto un expediente LSC por desobediencia grave al incumplir la orden de confinamiento establecida por la alarma sanitaria actual.

Los tres arrestados han sido puestos hoy a disposición del Juzgado de guardia de Donostia.