Agentes de la Ertzaintza han detenido en la madrugada de hoy, miércoles, a dos varones de 36 y 27 años por un delito de robo con fuerza. Los dos acusados han sido sorprendidos con dos cajas que contenían alimentos perecederos que habían sido sustraídos de un camión acondicionado para vender comida ambulante.

Los hechos han tenido lugar sobre la una y media de la madrugada, en el barrio de Loiola de la capital guipuzcoana. A esa hora, una patrulla de la Ertzaintza que realizaba labores de seguridad ciudadana, de paisano y en un vehículo oficial sin distintivos, al pasar por la calle Kristobaldegi, ha observado la presencia de dos varones que presuntamente intentaban abrir los vehículos estacionados en la zona. Minutos más tarde, los agentes han interceptado a los dos varones y han comprobado que portaban dos cajas de cartón que contenían en su interior alimentos perecederos. Mientras otra patrulla identificaba a los dos sospechosos, los agentes han localizado en las inmediaciones un camión, el cual presentaba la cerradura de la puerta trasera forzada. El camión preparado como ?foodtruck? para vender comida ambulante presentaba el interior revuelto con cajas similares a las que portaban los dos acusados. Tras comprobar que las cajas habían sido sustraídas del citado camión, la Ertzaintza ha procedido a la detención de los dos individuos de 36 y 27 años por un presunto delito de robo con fuerza. Posteriormente, los agentes han procedido a la incautación de las dos cajas con alimentos, para devolvérselas a su legítimo dueño ya que se trataba de material perecedero.