En la madrugada de hoy, miércoles, agentes de la Ertzaintza han arrestado a un varón de 25 años de edad, como presunto autor de un delito de robo con fuerza, tras fracturar el cristal de una ventanilla de una ambulancia para sustraer un dispositivo de telefonía-gps anclado en el salpicadero del vehículo sanitario.

Poco antes de las cinco de la madrugada, la Ertzaintza ha sido alertada de que un varón se había introducido en el interior de una ambulancia estacionada en el barrio de Amara Berri. Según la información recibida, éste iba acompañado por otros dos individuos, los cuales ya se habían marchado de allí. De inmediato, se ha personado en el lugar una patrulla de protección ciudadana que ha visto cómo un varón, que coincidía con la descripción física del presunto autor, aportada por la persona comunicante, se alejaba de la ambulancia hacia un parque cercano. Este, de repente, ha arrojado un objeto a unos arbustos comprobando la dotación policial, que se trataba de un teléfono-gps. Después de verificar que una ventanilla del vehículo sanitario estaba fracturada y  que el citado aparato había sido arrancado de la sujeción metálica dispuesta en el salpicadero, así como la guantera revuelta, se ha procedido a su detención por un delito de robo con fuerza.