Agentes de la Policía Foral, adscritos a la Brigada de Prevención y Atención Ciudadana de Pamplona, han detenido recientemente a un vecino de Barañáin de 36 años como autor de un presunto delito contra la salud pública.

Los hechos ocurrieron cuando un agente de paisano observó un “pase” en una calle de Orkoien. El posteriormente detenido se acercó en motocicleta al comprador y de su casco sacó un pequeño objeto de color blanco, que más tarde se identificó como un “pollo” de cocaína. En el registro de sus pertenencias y moto los agentes encontraron tres envoltorios individualizados (más de 7 gramos) de las mismas características que el que portaba el cliente y más de 1.000 € en dinero fraccionado.

Ya en su domicilio, los agentes instructores -pertenecientes a la Brigada de Judicial Norte, encargados de realizar las diligencias- localizaron 7.080 euros (fraccionados en billetes de 50, 20 y 10 €) escondidos en distintos lugares de la vivienda. Además incautaron precintos, recortes de plástico, una balanza de precisión y dos libretas con información de interés para la investigación. También colaboraron en el registro guías caninos de la Policía Foral.

Por todo ello fue detenido y trasladado a dependencias policiales para continuar con las diligencias propias del atestado, que fue remitido a la fiscalía y a un juzgado de guardia de Pamplona.