En el marco de la operación KASINO, desarrollada conjuntamente entre la Guardia Civil y la Policía de Suecia, se ha procedido a la detención de un total de 6 personas, todos de nacionalidad sueca por los supuestos delitos de producción y distribución de material de abusos sexuales a menores.

5 de estas personas fueron detenidas por la Policía de Suecia (3 hombres y 2 mujeres), y otra mujer por la Guardia Civil en Benalmádena (Málaga).

La mujer, de 35 años de edad, que fue detenida por la Guardia Civil en Benalmádena (Málaga), está acusada de agresión sexual sobre dos de sus hijas menores de edad, de 14 y 8 años, así como por la producción y distribución de material pedófilo sobre las mismas víctimas.

Las investigaciones se iniciaron el pasado año por la Policía de Suecia, al descubrir que varias mujeres estaban utilizado a menores de su entorno familiar para producir material de contenido pedófilo y venderlo a través de internet, por lo que se procedió, en un primer momento, a la detención de dos personas relacionadas con los hechos.

De Suecia a Malta y a España.

Continuando con las investigaciones, los agentes pudieron constatar que una mujer que podría estar relacionada con estos hechos habría salido de Suecia con al menos 4 de sus 5 hijos, todos ellos menores de edad.Dicha investigación apuntaba que esta mujer podría haber ido hasta Malta y que desde allí habría puesto rumbo a España, por lo que las autoridades suecas, vía EUROPOL, solicitaron la colaboración de la Guardia Civil para la localización de esta persona y sus hijos, alertando al mismo tiempo de la existencia de material pedófilo con al menos dos de sus hijas, vendido por la propia investigada en internet. De esta manera, por parte del Departamento de Delitos Telemáticos de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil, se iniciaron gestiones urgentes para dar con el paradero de esta persona, pudiendo corroborar que la investigada se habría registrado en nuestro país para la obtención de un NIE, facilitando un domicilio falso. 

Análisis de redes sociales.

 Gracias al análisis de imágenes subidas en redes sociales por una de las hijas, se pudo identificar una vivienda en la localidad malagueña de Mijas, en la que, tras realizar varias comprobaciones se constató que esta familia sólo estuvo allí alojada durante unas semanas. Posteriormente, los agentes identificaron otros domicilios, en los que de la misma manera, esta familiar sólo residió por muy cortos espacios de tiempo. Finalmente, la investigación condujo a un domicilio de la localidad malagueña de Benalmádena, donde los agentes localizaron a la familia, activando de manera urgente las vías de cooperación judicial internacional, con una reunión en la que participaron representantes de EUROJUST, Fiscalías de Suecia y Málaga, Guardia Civil y Policía de Suecia. 

Rápida cooperación judicial y policial.

 Tras esta reunión, se emitió una orden europea de detención contra la investigada y una orden europea de investigación que permitiese realizar un registro en su domicilio. Hay que resaltar, que gracias a la  cooperación internacional, tanto en el ámbito judicial con EUROJUST como en el policial con EUROPOL, ha permitido que en apenas unos días desde la primera información que apuntaba a España, se hayan llevado a cabo el registro domiciliario y la detención de la presunta agresora sexual. En el momento de la detención de esta mujer, los cuatro menores contaban con 14, 13, éste el único varón, 8 y 5 años de edad, pudiéndose corroborar a la vista del resultado de un primer análisis de la información hallada en el domicilio, que los abusos sexuales habrían sido cometidos, al menos, sobre dos de las hijas de la detenida, de 14 y 8 años respectivamente. La detenida, dada la gravedad de los hechos, ingresó de forma inmediata en prisión provisional decretada por la Audiencia Nacional, mientras que sus hijos, mediante la colaboración de los servicios sociales españoles y suecos, fueron trasladados a su país de origen donde se les proporcionaron distintas familias de acogida. 

Descartada la comisión de abusos en España.

 Una vez analizado el material intervenido por el Departamento de Delitos Telemáticos de UCO, quedó confirmado que los abusos sexuales a las menores no se habrían producido en nuestro país, por lo que por parte de las autoridades judiciales españolas se procedió a aceptar la solicitud de extradición emitida por Suecia. Ese mismo análisis, junto a las declaraciones de la detenida, permitió identificar a más personas implicadas en los hechos investigados, procediéndose por parte de las autoridades suecas a la detención de tres compradores de material pedófilo en el país escandinavo. Recientemente, el juzgado competente sueco, ha publicado la sentencia por estos hechos, condenando a la persona detenida en España, a un total de seis años de cárcel por los abusos sexuales cometidos sobre dos de sus hijas, así como por la producción y difusión de material de abuso sexual a menores. Los tres hombres detenidos gracias a la información obtenida por la Guardia Civil, así como a las dos mujeres detenidas previamente en Suecia, también han sido condenados con penas de prisión.