TUESDAY 15 OCTOBER 2019

La investigación, de la que se hizo cargo el Grupo de Policía Judicial de la Policía Foral de Tudela, comenzó con la interposición de una denuncia por el robo de unas joyas a una particular del interior de su vivienda en la localidad de Tudela. 

Agentes de la Brigada de Delitos contra la Salud y de Seguridad Ciudadana de la Policía Foral adscritos a las comisarías de Pamplona y Elizondo, han imputado un presunto delito de tráfico de drogas a un vecino de una localidad malagueña de 45 años.

Agentes de seguridad vial de la Policía Foral adscritos a la comisaría de Tudela atendían recientemente un accidente en Cascante (N-121-C), en el que un vehículo se había salido de la vía y había chocado contra una vivienda y contra otro vehículo que se encontraba estacionado.

El Grupo de Transportes de la Policía Foral ha denunciado recientemente a dos transportistas por circular con unos camiones cuya carga excedía el peso máximo autorizado.

Agentes del Grupo de Policía Judicial de la Policía Foral adscritos a la comisaría de Estella, han detenido a un vecino de Tudela de 37 años por un presunto delito de robo con fuerza.
Las investigaciones comenzaron cuando la afectada interpuso denuncia al haber sufrido el robo de varios objetos y de dinero en metálico en un móvil home ubicado en un camping navarro, al que entraron forzando la cerradura.

Agentes de seguridad ciudadana de la Policía Foral adscritos a las comisarías de Tafalla y Alsasua, han realizado este fin de semana varias incautaciones de marihuana donde en varias localidades navarras.

Las investigaciones realizadas por agentes de la comisaría de Tafalla han permitido la incautación de 63 plantas en estado de maduración y listas para ser recogidas, que habían sido sembradas en distintos puntos de la zona de influencia de esta comisaría.

Además, en una localidad del municipio de Basaburúa Mayor, agentes de seguridad ciudadana adscritos a la comisaría de Alsasua localizaban gracias a la colaboración ciudadana, un secadero de marihuana en una casa de la localidad.

La Policía Foral ha detenido en el mes de septiembre a cuatro personas e investigado a otras 51 como presuntas autoras de distintos delitos contra la Seguridad Vial. Con respecto al mismo mes del año pasado estas cifras suponen un aumento del 30,77% en el caso de los investigados (39 en 2018). En cuanto a los detenidos, en 2018 no se detuvo a ningún conductor por presuntos delitos contra la seguridad del tráfico.

Por zonas, en localidades de la Merindad de Pamplona es donde mayor número de delitos se han cometido (23), 12 en poblaciones de la Merindad de Sangüesa, siete en las de la Merindad de Estella, seis en las de Tudela y tres en las de Olite.

Como en meses precedentes, la conducción bajo los efectos del alcohol es la causa que más delitos provoca (25), seguidos por conducir sin puntos (10) y por hacerlo sin haber obtenido nunca el permiso necesario (9). Además tres conductores fueron investigados por conducir habiendo perdido la vigencia por decisión judicial, dos por superar los límites de velocidad y por negativa a realizar las pruebas de detección de alcohol, conducción temeraria y negarse a realizar la prueba de detección de drogas un conductor respectivamente.

Conduciendo influenciado, sin permiso, seguro ni ITV.

Una patrulla de seguridad ciudadana de la Policía Foral adscrita a la comisaría de Elizondo detectó a un vehículo circulando a elevada velocidad por las calles de Bera. Al percatarse de la presencia policial el vehículo giró bruscamente intentando darse a la fuga. Los agentes consiguieron detener al vehículo e identificar a su conductor, un vecino de la localidad de 30 años. El propio implicado reconoció  a los policías que carecía de permiso porque nunca lo había obtenido.

En las pruebas de detección de alcohol arrojó una tasa delictiva (0,74 mg/l) por lo que se le investiga por un segundo delito contra la seguridad vial. Además fue sancionado administrativamente porque el vehículo carecía de seguro y no había pasado la correspondiente inspección técnica periódica.  

Agentes de la Brigada de Protección Medioambiental de la Policía Foral adscritos a la comisaría de Pamplona, han incautado recientemente 62 plantas de marihuana que crecían camufladas entre maizales situados en distintas localidades de la zona media de Comunidad Foral.

Agentes de los Grupos de Seguridad Vial y Atestados de la Policía Foral adscritos a la comisaría de Pamplona, han investigado recientemente a un menor de 16 años por un presunto delito contra la seguridad vial al conducir un vehículo sin haber obtenido nunca permiso de conducir.

Las investigaciones se iniciaron el pasado 6 de septiembre cuando se tuvo conocimiento de la agresión a un vecino de Pamplona de 34 años que fue trasladado al Complejo Hospitalario de Navarra, donde continúa ingresado.

Tras recibir la denuncia por los familiares de la persona agredida, miembros de la Brigada de Delitos contra las Personas de la Policía Foral comenzaron una exhaustiva investigación para el esclarecimiento de cómo habían discurrido los hechos e identificar a los presuntos autores.

Los hechos ocurrieron en la calle Cortes de Navarra de la capital navarra. Según la declaración de varios testigos, esa noche se había producido el hurto de un teléfono móvil en uno de los bares de copas de la Cuesta del Labrit. Los perjudicados avisaron a la Policía Municipal que identificó a una persona como presunta autora del hurto. Unas horas después se encontraron en la calle los afectados y la presunta autora, que iba acompañada de varias personas más. Al pedirle la devolución del teléfono comenzó una discusión que fue cuando aparecieron los dos detenidos, que sin mediar palabra, golpearon a un hombre que cayó de espaldas, golpeándose contra el suelo. Los dos agresores salieron huyendo del lugar.

Las diligencias de investigación ha requerido la declaración de numerosos testigos, reconocimientos fotográficos, y visionados de los establecimientos comerciales de la zona para poder esclarecer los hechos.

Para la detención de las personas ha requerido la intervención de agentes de la División de Prevención y Atención Ciudadana y del Grupo de Intervenciones Especiales ya que en el mes de marzo habían sido detenidos por la Policía Foral, cuando ambos circulaban en un vehículo que se dio a la fuga de una patrulla y que acabó empotrándose en una pasarela peatonal en el polígono de Landaben.

Los agentes encargados de la investigación realizaron el correspondiente atestado que fue enviado al Juzgado de Guardia.

La persona detenida, que tenía evidentes síntomas de embriaguez tal como queda reflejado en las manifestaciones de los testigos, impedía el acceso a un portal a una familia de 4 personas llegando a forcejear con ellos.

Los agentes se desplazaron de madrugada hasta en tres ocasiones a la localidad de Huarte (que se encontraba en sus fiestas patronales) desde donde el joven realizaba las llamadas telefónicas.

Publicidad

Ciberseguridad

Homenaje a la Bandera de España

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies