THURSDAY 21 NOVEMBER 2019

2015-04-18_op_freson_01El Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil desarrolla una importante operación contra el uso ilegal de productos fitosanitarios.

La UCOMA (Unidad Central Operativa Medio Ambiental) del SEPRONA de la Guardia Civil ha desmantelado una fábrica de productos ilegales e identificado los canales por los que comercializaba los mismos.

Se calcula que el volumen económico puede superar el millón de euros por temporada.

A lo largo de dos años, desde marzo de 2013, la UCOMA de la Jefatura del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil, ha venido trabajando en la denominada “OPERACIÓN FRESÓN”, que ha culminado con un total de 28 personas detenidas o imputadas, la realización de 6 registros en diferentes empresas y domicilios, y la incautación de gran cantidad de productos fitosanitarios de todo tipo, especialmente de carácter prohibido o cuyo comercio se materializa sin respetar derechos de propiedad, todo ello en una cantidad superior a 10.000 kilos de sustancias diversas.

A lo largo de la investigación se pudo acreditar que los implicados cubrían una amplia gama de actividades relacionadas con los fitosanitarios. Su campo de actuación abarcaba desde la importación de productos prohibidos, generalmente principios activos para su formulación posterior, hasta la comercialización de elaborados contraviniendo la normativa reguladora de la propiedad industrial.
Utilidad de los fitosanitarios.
Estos productos son aplicados en el campo para el tratamiento de  enfermedades de los vegetales y para combatir plagas de parásitos. Su uso exige estrictas medidas de seguridad, tanto en la aplicación, debiendo estar en posesión del Carné de Manipulador, como en los tiempos de seguridad, que implican la prohibición de comercializar los productos agrarios en determinados plazos desde su aplicación.
Al no respetar las condiciones legales de fabricación o aplicación se pueden generar, entre otros, importantes perjuicios para el medio ambiente, por el riesgo de contaminación de los suelos de cultivo.
En este sentido hay que tener en cuenta que el riesgo deriva, tanto de la aplicación de productos que explícitamente están prohibidos, como de otros que, aún siendo sustancias autorizadas, están formulados con proporciones no evaluadas, por lo que pueden alterar el equilibrio químico de los suelos de cultivo.
Desarrollo de la Operación
En marzo de 2013 la Comandancia de la Guardia Civil de Huelva detecta la posible comercialización de un producto presentado como abono, pero cuya condición real era la de fitosanitario. Se toman las muestras pertinentes, que resultan positivas en contenido de sustancias fitosanitarias activas. A raíz de ello, se realizan las primeras gestiones operativas, que confirman actividad en otras dos provincias, por lo que se solicita el apoyo de la UCOMA.
A partir de ese momento se inicia la Operación “FRESÓN”, la cual lleva a diversas acciones policiales en Almería, Barcelona, Murcia, Tarragona y Valencia. Por otra parte, a lo largo de la investigación se produjo una acción paralela por parte del SEPRONA de Badajoz que enlazó parcialmente ambos casos, al constatarse que el fabricante de los productos que poseían los detenidos pacenses se correspondía con la empresa investigada en Valencia como consecuencia del caso iniciado en Huelva.
La fábrica, una empresa valenciana de carácter familiar, movía miles de kilos de producto ilegal  cada temporada con beneficios por cada litro de entre 3 y 10 euros. Entre sus clientes tenía una importante comercial tarraconense que, además de presentar similar importancia en cuanto al volumen de mercancía que manejaba, destaca por su implicación en la venta de productos ilegales que son utilizados en el Delta del Ebro para combatir la plaga del caracol manzana.
El operativo final de explotación se ha desarrollado de forma simultánea, en una primera fase, en las provincias de Barcelona, Tarragona, Valencia y Almería, en las que se practicaron las detenciones de las 12 personas con mayor grado de implicación y los registros. La fase posterior ha supuesto la imputación de otras 16 personas en las provincias de Huelva, Murcia y Alicante.
En la operación, gracias a la especial preparación y experiencia del personal del SEPRONA, se ha podido acreditar la línea completa de la actividad ilegal, desde el momento de la elaboración en Asia y la búsqueda de esas vías de contacto para proceder a la importación, hasta la posterior formulación y distribución en nuestro país.
En total se han puesto a disposición de las Autoridades Judiciales un total de 28 personas, a las que se les imputan delitos de Contrabando, Contra la Salud Pública, Contra el Medio Ambiente, Contra la Propiedad Industrial, de Estafa y otros contra los Derechos de los Consumidores, con evidentes acciones de Blanqueo de Capital y otras acciones ilegales de naturaleza económica.

2015-04-17_Op_Furt_01La operación “FURT” se ha desarrollado en el barrio chabolista de la periferia de Madrid conocido como “El Gallinero”

El grupo desarticulado actuaba con gran violencia sobre los empleados de las instalaciones y causaban grandes destrozos a las mismas.

La Guardia Civil ha realizado 11 registros y detenido a 13 personas de nacionalidad rumana.

La Guardia Civil en el marco de la operación “FURT” ha desarticulado un importante grupo criminal especializado en robo de cobre. Actuaban con extrema violencia sobre las personas a la hora de cometer los robos, ocasionando cuantiosos daños en las instalaciones que eran objeto de robo. Este grupo operaba desde un barrio chabolista de la periferia de Madrid habiendo actuado principalmente en las provincias de Madrid, Toledo, Ciudad Real, Guadalajara, Albacete y Cáceres.

Este entramado criminal desarticulado estaba perfectamente organizado y jerarquizado, su líder marcaba las directrices y objetivos a robar en el territorio nacional.
Se han llevado a cabo 11 registros simultáneos en el poblado chabolista “El Gallinero”, situado junto a la autovía A-3, término municipal de Madrid, procediéndose a la detención de 13 personas (12 varones, entre ellos un menor y  1 mujer) por los delitos de hurto y robos con violencia sobre las personas y  fuerza en las cosas, detención ilegal y pertenencia a organización criminal.
Durante el pasado  agosto se produjeron cuatro robos de las líneas aéreas de telefonía, situadas en el término municipal de Pasarón de la Vera (Cáceres), ascendiendo el valor de lo sustraído a 100.000 €, y cuyos autores causaron daños por un importe similar al de los efectos robados. Además, dejaron desabastecida dicha población de línea telefónica y de ADSL durante varios días (tele-asistencia, servicio de urgencia, servicios bancarios, etc.), ocasionando una gran alarma social.
A raíz de estos hechos la Guardia Civil inicia la operación “FURT”, con el objetivo de aclarar estos robos, detener a los autores de los mismos y poder  recuperar la mayor cantidad de efectos robados.
La Guardia Civil activó un dispositivo para la localización e identificación de las personas dedicadas a este tipo de actividades delictivas, intensificando los servicios en la zona, que permitió recuperar más de dos toneladas de cableado de telefonía dispuesto para su carga en un paraje del municipio de Tejada de Tiétar. También se intervino uno de los vehículos utilizados en el robo y fue detenido un menor de edad (17 de años), de nacionalidad rumana y que viajaba en el maletero del turismo intervenido.
Esta actuación puso de manifiesto el “modus operandi” utilizado por este grupo criminal, asociándolo a un entramado criminal organizado e itinerante que operaba desde Madrid y que contaba con un gran número de integrantes especializados en robos de cableado con tareas perfectamente definidas y asentado junto al poblado chabolista de “La Cañada Real” en Madrid.
En el transcurso de la investigación los agentes comprobaron como esta organización, que actuaban por todo el territorio nacional, se comportaba de forma muy violenta para cometer los robos siendo principalmente sus víctimas operarios y vigilantes de seguridad de las instalaciones donde cometían los delitos. Estos actuaban con el rostro oculto bajo una capucha, en grupos de seis o siete personas y no dudaban en agredir, amordazar, maniatar y engrilletar a sus victimas, como ocurrió en varios robos perpetrados en las provincias de Toledo y Guadalajara.

Lenguaje convenido para proteger sus comunicaciones

Para evitar posibles vigilancias de los cuerpos policiales los responsables del grupo usaban un lenguaje convenido en sus conversaciones. En su mayoría eran palabras de un dialecto rumano difícil de comprender, que dificultaba su  investigación y traducción por parte de los investigadores de la Guardia Civil.
La operación ha sido dirigida y desarrollada por la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de la Comandancia de Cáceres, apoyada por la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Comandancia de Madrid, el Grupo de Reserva y Seguridad nº1 de Madrid, canes adiestrados para localización de dinero, un helicóptero del Servicio Aéreo de la Guardia Civil, así como una sección de antidisturbios dela Policía Municipal de Madrid.
La Guardia Civil ha recuperado diferentes efectos procedentes de los robos, así como otros utilizados para cometerlos, 26 teléfonos móviles y diversa documentación para su estudio.
La operación continúa abierta y no se descarta se produzcan nuevas detenciones durante el día de hoy, en el que serán puestos todos los detenidos a disposición de los Juzgados de Guardia de Madrid.

2015-04-15_TELEMENSAJE_02Mandaban a sus víctimas conocidos SMS de forma masiva tales como: Ponte en contacto conmigo para la segunda entrevista de trabajo. Estoy intentando localizarte en el Facebook. Dime si te llegan mis mensajes, etc.

Cuando la víctima respondía a estos mensajes, se les cobraba un importe cercano a 1,50 euros por mensaje habiendo obtenido la organización unos beneficios de más de 5.000.000 de euros.

La organización llevaba operando en España más de 10 años sorteando los diversos procedimientos legales mediante el uso de testaferros y abogados.

La Guardia Civil en el marco de la operación “TELEMENSAJE” ha detenido a 11 personas pertenecientes a una  organización criminal detectada en España dedicada a la realización de “microfraudes” en servicios de SMS Premium. Hasta la fecha, la Guardia Civil ha podido constatar que más de un millón de personas en España han sido víctimas de esta estafa masiva.

La organización desmantelada ubicada en la Comunidad Valenciana, operaba desde el 2005, habiendo obtenido con unos beneficios ilícitos de más de 5.000.000 de euros.
Se han realizado 8 registros en las sedes sociales de empresas de la trama y domicilios de los responsables, interviniéndose  vehículos de alta gama, joyas de gran valor, dinero. Asimismo, se ha intervenido el material informático utilizado en el centro de operaciones ubicado en Alicante donde almacenaban los datos con toda la información de usuarios estafados y de las campañas fraudulentas que utilizaban
La red realizaba fraudes en servicios de SMS Premium de forma masiva. Para ello, enviaba mensajes SMS a un gran volumen de números de teléfono con un texto que captaba la atención de diversos colectivos, como por ejemplo, el de ciudadanos en situación de desempleo a los que remitían el siguiente mensaje: “Ponte en contacto conmigo para la segunda entrevista de trabajo”, u otras diversas  frases de engaño dirigidas a otros grupos.
Cada vez que un usuario respondía a estos mensajes, se les cobraba un importe cercano a 1,50 euros por mensaje, sin que existiera ni entrevista laboral ni persona conocida alguna interesada en ese falso contacto. Por otro lado, la organización obtenía gran cantidad de tráfico de SMS de cientos de miles de usuarios que confundidos y engañados respondían a los mensajes creyendo que estaban tratando con alguien conocido, o pensando que podrían optar a una oportunidad en el mundo laboral.
A este tipo de hechos se les denomina “microestafas”, teniendo como objetivo conseguir pequeñas cantidades de miles de víctimas que, ante la pequeña cuantía del perjuicio sufrido no suelen denunciar los hechos.
La organización contaba con una veintena de empresas ficticias que estaban registradas en domicilios inexistentes o pendientes de alquiler. De esta forma conseguían mover los beneficios de la estafa y dificultar el rastreo del dinero blanqueado.
Al frente de dichas empresas se hallaban numerosos testaferros que percibían dinero solamente por constar como administradores, sin ejercer realmente labor alguna, sirviendo de “pantalla” a los verdaderos directores del grupo criminal.
Captaban la atención de las víctimas para que continuaran respondiendo por SMS
Igualmente la red contaba con un centro de operaciones desde el cual se enviaban y recibían los SMS, y en el que trabajaban varias personas encargadas de responder a cada mensaje enviado por las víctimas. La función de estos trabajadores consistía en captar la atención de las víctimas para que continuaran respondiendo por SMS. Para ello, no dudaban en derivar la conversación a terrenos distintos a la entrevista original, como por ejemplo a supuestos intereses sexuales, empleando para este fin o a personajes ficticios ideados para  tal finalidad.
Trabajadores con dificultades económicas
Estos trabajadores, todos españoles, se correspondían con personas en situación de precariedad económica y laboral explotados por la organización, estando permanentemente controlados con cámaras de seguridad y obligados a responder a los mensajes de las víctimas, utilizando gran cantidad de engaños ideados por los responsables de la red criminal, en pos de seguir obteniendo nuevos beneficios económicos.
Además, el grupo criminal ideaba constantemente nuevas formas para mejorar su estafa, habiéndose detectado que planificaban el desarrollo de mensajes a través de la aplicación Whatsapp que enlazaban a suscripciones de SMS Premium.
Algunas de las víctimas llegaban a detectar las estafa cuando comprobaban en los buscadores de Internet el número de teléfono desde donde recibían los SMS pudiendo corroborar  que eran victimas de estas campañas fraudulentas.
La investigación ha sido llevada a cabo por el Grupo de Delitos Telemáticos de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil.
La operación continúa abierta, no descartándose nuevas detenciones.

descargaMañana, día 15 de abril a las 11’30 horas, responsables del Grupo de Delitos Telemáticos de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil informarán sobre los pormenores de la operación “TELEMENSAJE”, que ha permitido detener a 11 personas por defraudar a más de 1.000.000 de personas mediante SMS

Día

15 abril de 2015

Hora

11.20 horas (acreditaciones)

11.30 horas (Rueda de Prensa)

Lugar

Unidad Central Operativa:

C/ Salinas del Rosio nº 33-35

Barrio del Aeropuerto, Madrid

descargaEn estas jornadas participan 15 diplomáticos, 2 miembros de las Fuerzas Armadas y 3 Guardias Civiles con intereses en países extranjeros

Entre las materias a desarrollar destacan las de riesgos contra la seguridad personal, medidas de actuación ante secuestros, gestión del estrés ante situaciones de riesgo, seguridad en desplazamientos y teóricas de explosivos

La Guardia Civil imparte un curso de formación sobre seguridad en ambientes hostiles para, principalmente, diplomáticos españoles desplazados en el extranjero. Estas jornadas están siendo impartidas durante esta semana en el Centro de Adiestramientos Especiales de la Guardia Civil con sede en Logroño (La Rioja).

En este curso participan 15 diplomáticos, 2 miembros de las Fuerzas Armadas y 3 Guardias Civiles destinados en el extranjero y está orientado a asesorarles en materias como riesgos contra la seguridad personal, medidas de actuación ante secuestros, gestión del estrés ante situaciones de riesgo, seguridad en desplazamientos, procedimientos sanitarios, teóricas de explosivos  y manejo de planimetría, entre otros.

El objetivo de este curso esta enfocado a que estas personas sean capaces de reconocer y evitar ciertas situaciones de riesgo, adquieran las capacidades necesarias para desenvolverse en contextos de peligro; manejen el estrés producido por circunstancias de conflicto y utilización de medios de comunicación y transporte en un entorno hostil.

También se realizan prácticas de autoprotección en desplazamientos personales, de conducción de seguridad en turismos y vehículos 4×4 e iniciación al manejo de armas.

2015-04-14_op_peral_1Los dos autores materiales del robo fueron localizados cuando transportaban varias baterías en el interior de un camión. Durante la investigación, que permanece abierta, se han detenido a otras tres personas por delito de receptación. El material recuperado asciende a 469.000 euros.

El pasado día 25 de marzo la Guardia Civil de Zaragoza recibió un aviso de la Policía Local de esta capital comunicando que habían localizado un camión que había quedado atascado en un camino próximo al polígono Marqués de Arlanza.

Inmediatamente agentes pertenecientes al Equipo de Investigación de la Comandancia de Zaragoza se trasladaron al lugar donde, junto con Policía Local, observaron que junto al camión había dos personas y que en el interior del mismo transportaban 9 baterías de grandes dimensiones y de aproximadamente 600 kg de peso cada una, de las que los ocupantes no justificaron su lícita procedencia. Por estos hechos la Guardia Civil decidió intervenir el material y el vehículo utilizado trasladándolo al depósito municipal de vehículos de Zaragoza, ante la sospecha de que el material podría haber sido sustraído.
Tras las gestiones de los agentes para determinar la procedencia del género hallado se tuvo conocimiento de una denuncia interpuesta por el propietario de un almacén ubicado en el Burgo de Ebro que comunicaba le habían sustraído unas baterías de grandes dimensiones idénticas a las intervenidas.  Baterías que fueron posteriormente reconocidas sin ningún género de dudas por el denunciante.  Esta persona puso en conocimiento de los agentes que el material estaba guardado en su instalación como lugar de almacenaje de la empresa que se dedica a su fabricación.
Continuando con la investigación la Guardia Civil constató que las baterías sustraídas van destinadas  a la fabricación de un submarino, tienen un peso de casi 600 kg cada una y valoradas en 6.700 euros, por lo que el valor del género sustraído asciende a 469.000 euros.  La peculiaridad de las baterías es su composición ya que son de plomo y cobre, hecho que hace que este material se recicle en pocos lugares de la geografía española.
Tras intensas gestiones los agentes lograron localizar en tres empresas dedicadas al reciclaje de este tipo de material ubicadas en Bilbao, Soria y Zaragoza, el resto de las baterías sustraídas.  Material que había sido adquirido legalmente y que se lo habían vendido dos empresas de reciclaje de metales ubicadas en el Polígono Cogullada y en el barrio de Garrapinillos de Zaragoza.
Los agentes se trasladaron a ambas empresas zaragozanas donde se pudo comprobar que entre los días 7 y 9 de marzo la empresa de Garrapinillos había comprado baterías a una persona pagando por ello más de 2.000 euros.  Además esta empresa rápidamente se deshizo de dicho material vendiéndolo al centro de reciclaje de Bilbao obteniendo por ello más de 4.500 euros.  Por estos hechos el gerente de la empresa zaragozana fue detenido por un presunto delito de receptación.
Durante la mañana de ayer la Guardia Civil se personó en la segunda empresa del Polígono Cogullada sospechosa de receptar las baterías sustraídas, constatando que efectivamente habían comprado 24.000 kg de baterías (47 unidades) efectuadas en varias compras realizadas en el mes de marzo, por la que habían pagado a la persona que se las vendió 12.000 euros. Esta empresa actuó de igual forma que la anterior, inmediatamente las envió a un centro de reciclaje de baterías  ubicado en Pina de Ebro.  Por tales motivos el administrador y un empleado de la citada empresa fueron detenidos como presuntos autores de un delito de receptación.
Modus operandi
La Guardia Civil tras la investigación ha podido determinar que los ocupantes del camión fueron los presuntos autores del robo de la totalidad de las baterías.  Tras fracturar la puerta de acceso al almacén accedieron al interior con el camión y  utilizaron un cabestrante para arrastrar las baterías hasta el interior de la caja del vehículo, las cuales se encontraban con su embalaje original. Posteriormente vendieron el material en dos empresas de reciclado de metales  de Zaragoza en varias ocasiones, obteniendo por ello más de 14.000 euros.  Las empresas de reciclaje a pesar de las características específicas de este material lo recepcionaron y lo derivaron a empresas de gestión de reciclaje de este tipo de baterías, obteniendo con ello un beneficio muy superior.
Personas detenidas
 J. A. A. G. y M. A. G. G., dos hombres de nacionalidad española, vecinos de Zaragoza, de 28 y 49 años respectivamente a los que se les imputa un delito continuado de robo con fuerza en las cosas.
A. A. T., J. I. V. V. y J. Z., hombres, los dos primeros de nacionalidad española y el último nacionalidad china, edades comprendidas entre los 64 y los 52 años, vecinos de Zaragoza, se les imputa un delito de receptación.
La operación continúa abierta y no se descartan más detenciones.

2015-04-14_Op_Atrevida2_01Sobre el detenido de alias “Spalluzzella” perteneciente al clan de la Teste Matte (Cabezas Locas), pesaba una Orden Europea de Detención por delitos relacionados con el tráfico internacional de drogas

LUCIO MORRONE estaba asentado en el barrio español de Nápoles y había tomado las riendas del clan en diciembre de 2008 tras haber sido detenido por la Guardia Civil el anterior jefe del clan, PAOLO PESCE

El Equipo de Huidos de la Justicia de la Unidad Central Operativa (UCO) ha detenido a lo largo del año 2014 a 14 huidos de la justicia y en lo que llevamos de año a otros 5

Estaba incluido en la lista de los delincuentes más buscados de Italia.

La Guardia Civil en la operación ATREVIDA II, desarrollada conjuntamente con los Carabinieri de Italia, ha detenido en la provincia de Málaga a Lucio Morrone, alias “Spalluzzella”, de nacionalidad Italiana, buscado mediante Orden Europea de Detención y Entrega emitida por las Autoridades de Italia, por delitos relacionados con el tráfico de drogas y asociación criminal mafiosa.

Esta persona estaba siendo buscado por la justicia italiana desde hacía cinco años y  figuraba en la lista de los huidos más peligrosos de dicho país. Lucio Morrone estaba asentado en el barrio español de Nápoles y era considerado como “capo” del clan camorrístico de la Teste Matte (Cabezas Locas), donde se dedicaba al  tráfico de drogas, extorsión, etc..

Condenado a 20 años de reclusión por tráfico de drogas

Recientemente, un Tribunal de Nápoles, lo había condenado a 20 años de reclusión por tráfico de sustancias estupefacientes.

La investigación para localizar y detener a Lucio Morrone comenzó en  2013, cuando las Autoridades italianas comunicaron a la Guardia Civil que esta persona se podría haber trasladado a España para evitar su captura en Italia y su ingreso en prisión.

Fruto de las investigaciones se obtuvo diversas informaciones sobre la presencia del capo en la localidad de Benalmádena (Málaga). Por tal motivo,   agentes del Equipo de Huidos de la Justicia y del Equipo Contra el Crimen Organizado (ECO) de Málaga, pertenecientes a la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil, en colaboración con miembros de Carabinieri desplazados desde Italia, establecieron diversos dispositivos de vigilancia en torno a locales y zonas turísticas y de reunión de personas de nacionalidad italiana, con el fin de detectar la presencia del citado Morrone.

Fruto de estos controles, Lucio Morrone fue localizado el 10 de abril en el casco urbano de Benalmádena (Málaga), donde ese procedió a su detención, identificándose ante los agentes con documentación falsificada a nombre de otro ciudadano italiano.

El Clan de  la “TESTE MATTE” (Cabezas Locas)

El “quartieri spagnoli” (barrio español en Nápoles), territorio controlado por las “TESTE MATTE”, es un pequeño feudo de camorra, al mando del cual, durante varios años se han alternado, muchas veces después de sangrientas contiendas, grupos criminales más o menos organizados que han sido desarticulados en investigaciones recientes.

Este clan es un ejemplo de los nuevos grupos criminales surgidos en la Camorra Napolitana a mediados de los 90, que rompieron con antiguos códigos de honor, aumentando su violencia para poder emerger frente a los clanes más tradicionales. Formado en gran parte por individuos jóvenes pertenecientes a asociaciones de hinchas radicales del mundo futbolístico, se ganaron su apodo “Teste Matte” (Cabezas Locas) por su agresividad, su afición al consumo de drogas, su falta de respeto por las tradiciones de la camorra y su poco reparo a la hora de solventar sus disputas e impulsar su dominio recurriendo a los asesinatos.

En el mes de diciembre de 2008, la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil y Carabinieri de Italia, detuvieron en Fuengirola (Málaga) a PAOLO PESCE, anterior jefe del Clan, buscado en aquel entonces por la justicia italiana por el asesinato de un individuo, chófer del jefe de un clan rival de la camorra napolitana, en un intento fallido de asesinato del propio jefe, todo ello en el marco de una guerra mantenida por el control del tráfico de drogas en el Barrio Español de Nápoles.

El ahora detenido LUCIO MORRONE, fue nombrado Jefe del Clan tras la detención de Pesce.

Lucio Morrone incluido en la lista de los delincuentes mas peligrosos de Italia 

Se trata de una lista de 100 individuos publicada por el Ministerio del Interior de Italia, actualizada anualmente, donde se difunden los datos de los individuos más buscados y peligrosos del país, delincuentes del ámbito de la delincuencia organizada: Mafia, Camorra, N’Drangheta y terrorismo

El detenido ha sido puesto a disposición del Juzgado Central de Instrucción núm. UNO de de la Audiencia Nacional para el inicio de su proceso de entrega a  las Autoridades judiciales de Italia.

Huidos de la Justicia española 

El Equipo de Huidos de la Justicia de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil ha detenido a lo largo del año 2014 a 14 huidos de la justicia y en lo que llevamos de año a otros 5.

De los 14 detenidos durante el 2014, 5 eran de nacionalidad española, 5 italianos, 2 británicos, 1 mejicano y 1 colombiano. Asimismo, de los 5 huidos de la justicia del 2015, 3 de ellos eran importantes jefes de la camorra italiana y 2 colombianos.

descargaSe incrementará el número de agentes en la Unidad Central Operativa (UCO) y de las Unidades Orgánicas y Técnicas de Policía Judicial

Esta actuación se enmarca dentro del Plan Estratégico para luchar contra delitos económicos y delincuencia organizada establecido por el Ministerio del Interior

La Guardia Civil incrementa con 259 agentes la plantilla de las unidades de Policía Judicial especializadas en la lucha contra la delincuencia organizada con el objetivo de aumentar las investigaciones y actuaciones del Cuerpo en los ámbitos del narcotráfico, blanqueo de capitales, tráfico de seres humanos y lucha contra la corrupción.

Concretamente se refuerza la plantilla de la Unidad Central Operativa (UCO), Unidades Orgánicas y Técnicas de Policía Judicial, Criminalística, así como la Unidad Central Operativa de Medio Ambiente (UCOMA) del SEPRONA, que son las que mayor número de operaciones y detenciones desarrollan en este ámbito.

Esta actuación se enmarca dentro del Plan Estratégico para luchar contra la delincuencia organizada establecido por el Ministerio del Interior con el fin de velar por la seguridad pública de los ciudadanos.

La UCO, unidad que se encarga de forma específica de combatir el crimen organizado, contará con un total de 105 agentes más, que permitirán la creación de nuevos grupos de investigación especializada, como la unidad para combatir el fraude contra la Seguridad Social.

La plantilla de las Unidades Orgánicas de Policía Judicial (UOPJ) se incrementará con 119 guardias civiles. Principalmente se reforzarán las unidades del arco mediterráneo, insulares (Islas Canarias y Baleares) y de Madrid, ya que son las que cuentan con un mayor volumen de trabajo en este ámbito.

Por otro lado, se reforzará con 19 agentes las Unidades Técnicas de Policía Judicial (UTPJ), lo que permitirá potenciar la labor en la gestión de los sistemas de información.

Asimismo, un total de 10 guardias civiles pasarán a formar parte del Servicio de Criminalística, de forma que se potencien áreas especializadas que se adapten a las nuevas tipologías delincuenciales.

Por último, la UCOMA del SEPRONA aumentará su plantilla con 6 agentes para llevar a cabo las investigaciones requeridas tanto por las Autoridades Judiciales como Administrativas.

2015-04-11_01Se ha llevado a cabo 21 registros en 15 provincias españolas y han sido intervenidos más de 20.000 archivos almacenados en diferentes soportes informáticos, llegando a ocupar más de 20 Terabytes de imágenes y vídeos de contenido pedófilo.

Los miembros de la organización adoptaban medidas de seguridad mediante la encriptación de archivos, protección con contraseña de los mismos, almacenamientos en nubes virtuales, activación de archivos ocultos, etc.

Para localizar los archivos se ha usado el buscador “Quijote” de la cátedra “Amaranto” de la Universidad de Alcalá.

La Guardia Civil, en el marco de la operación “CANTERBURY” desarrollada en 15 provincias españolas, ha procedido a la detención de 17 personas y a la imputación de otras 12 por intercambiar y distribuir imágenes y vídeos de contenido pedófilo a través de Internet. A los detenidos se les imputa un delito de corrupción de menores.

En la operación se han intervenido más de 20.000 archivos almacenados en diferentes soportes informáticos, llegando a ocupar más de 20 Terabytes de imágenes y vídeos de contenido pedófilo.

La operación se inició en junio del pasado año, cuando un ciudadano de la Comunidad Foral de Navarra puso en conocimiento de la Guardia Civil la existencia de un vídeo con contenido pedófilo, por lo que se inició una investigación para aclarar los hechos.

Fruto de estas investigaciones, los agentes pudieron comprobar que los implicados en esta organización estaban intercambiando a través de redes P2P (Peer to Peer) vídeos e imágenes de contenido pedófilo.

Asimismo, se pudo constatar que los miembros de la organización adoptaban medidas de seguridad mediante la encriptación de archivos, protección con contraseña de los mismos, almacenamientos en nubes virtuales, activación de archivos ocultos, etc., para intentar dificultar la labor de investigación en caso de ser descubiertos por los agentes.

Continuando con las investigaciones la Guardia Civil estableció un dispositivo de seguimiento y control sobre este grupo de personas.

El buscador Quijote

La operación ejecutada ha sido posible gracias a la colaboración de la cátedra “Amaranto” de la Universidad de Alcalá, de Alcalá de Henares (Madrid), que ha desarrollado para la Guardia Civil un buscador en redes Peer to Peer. Esta herramienta ha permitido la localización de aquellos usuarios de estas redes que intercambiaban imágenes y vídeos de contenido pedófilo.

Detenidos:

  • En Corberá de Llobregat (Barcelona):L.B.S de 42 años
  • En La Nucía (Alicante): J.M.B.L de 70 años.
  • En Tarragona: J.M.P de 76 años.
  • En Cazalla de la Sierra (Sevilla): A.V.B de 45 años.
  • En Los Abrigos (Tenerife): M.R.G.G de 45 años.
  • En Torrejón de Ardoz (Madrid): M.A.M.A de 34 años.
  • En Rincón de la Victoria (Málaga): J.C.S de 30 años.
  • En Lorquí (Murcia): T. H. J de 43 años.
  • En Madrid: J.L.T.H de 55 años.
  • En Armilla (Granada): F.A.C.M de 33 años.
  • En Puertollano (Ciudad Real): L.C.M.M de 55 años.
  • En El Campello (Alicante): A.V.F de 45 años.
  • En Mataró (Barcelona): C.A.P de 44 años.
  • En Almansa (Albacete): S.I.R de 53 años.
  • En Barcelona: M.J.L.G de 68 años.
  • En Archena (Murcia): M.R.R de 49 años.
  • En Córdoba: R.A.F.R de 50 años.

Imputados:

  • En  Girona: S.G.M de 44 años.
  • En  Los Abrigos (Tenerife): R.L.R de 46 años.
  • En Armilla (Granada): J.F.C.S de 69 años.
  • En Barcelona: M.LL.C de 40 años.
  • En Algeciras (Cádiz): J.R.S de 56 años.
  • En Algete (Madrid): Y.L.B de 38 años.
  • En Vidreres (Girona): J.A.G.P de 34 años.
  • En Madrid: J.A.T.M de 67 años.
  • En Gelvés (Sevilla): J.M.C.P de 56 años.
  • En Madrid: J.D.L.R de 50 años.
  • En Punta Umbría (Huelva): R.M.G.R de 47 años.
  • En Alcalá de Henares (Madrid): M.A.I.G de 52 años.

La operación ha sido llevada a cabo por componentes de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de Navarra con la participación de más de 100 agentes de otras unidades de la Guardia Civil.

Las diligencias han sido llevadas a cabo por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº1 de los de Tudela (Navarra).

2015-04-10_Detencion_carloLeone_01El ahora detenido es un importante miembro del Clan Elia de la camorra y pesaba sobre él una Orden Europea de Detención por delitos relacionados con el tráfico internacional de drogas.

Fugado de la justicia italiana desde el año 2009, se había asentado en la Costa del Sol desde donde ejercía de intermediario para distintas organizaciones italianas.

La Guardia Civil ha detenido en la localidad de San Pedro de Alcántara (Málaga) a Carlo Leone, de 55 años, nacionalidad italiana,miembro del Clan Elia de la Camorra Napolitana y fugado de la Justicia italiana desde el año 2009.

El detenido estaba asentado en la Costa del Sol española desde hacía varios años. Desde este lugar ejercía de intermediario entre distintas organizaciones camorrísticas italianas, narcotraficantes asentados en la Península Ibérica y compradores Napolitanos de grandes partidas de hachís y cocaína.
Leone, con amplio historial delictivo y 16 condenas en Italia por delitos de tráfico de drogas, asociación ilícita, robo, receptación, lesiones, etc.,  estaba incluido en la lista italiana de fugitivos peligrosos, pesando sobre él una Orden Europea de Detención decretada por un Tribunal de Reggio Calabria para el cumplimiento de una pena de prisión por delitos relacionados con el tráfico internacional de drogas.
Las investigaciones para su localización y detención comenzaron en el mes de febrero del presente año, cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento a través de la Unidad de Investigación de Nápoles del Arma de Carabinieri de Italia, que pudiera estar residiendo en alguna localidad de la Costa del Sol malagueña.
Desplazados a la zona agentes del Equipo de Huidos de la Justicia de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil, pudieron averiguar que esta persona residía en la localidad de San Pedro de Alcántara (Málaga), y era cliente asiduo de determinados locales de ocio de la localidad.
Establecido un operativo de vigilancia sobre varios de estos  locales, el pasado día 6 fue localizado en un pub de la localidad. Debido a la peligrosidad de esta persona y para evitar incidentes en el interior del establecimiento y que se viera involucrado algún cliente, se procedió a su detención cuando abandonó el mismo.

El clan Elia

Este clan es una de las organizaciones criminales pertenecientes a la Camorra, cuya zona de influencia es el distrito de San Fernando de Nápoles. Su actividad principal es el tráfico de drogas (cocaína y hachís) con destino a otros clanes de la Camorra, tanto de la ciudad y provincia de Nápoles como de otras próximas.
El detenido será puesto a disposición de la Audiencia Nacional para su posterior extradición a Italia.

2015-04-09_Op_Kozel_02En la operación “KOZEL” se han intervenido 41 vehículos utilizados para el contrabando y 33.000 euros en metálico procedente de la venta del tabaco.

Se han realizado 15 registros en quioscos, bares y establecimientos donde se vendía el tabaco de contrabando.

La Guardia Civil, en el marco de la operación “KOZEL”, desarrollada en Algeciras, ha procedido a la detención de 33 personas pertenecientes a una organización dedicada a la introducción y distribución de tabaco de contrabando procedente de Gibraltar.

En la operación se ha realizado 15 registros en quioscos, bares y establecimientos donde se vendía el tabaco de contrabando y se han intervenido 41 vehículos utilizados para el transporte del tabaco y 33.000 euros en metálico procedente de su venta.

La operación se inició cuando la Guardia Civil detectó a un grupo de personas que podría estar dedicándose a la introducción de tabaco procedente de Gibraltar a la Línea de la Concepción (Cádiz), para luego distribuirlo por el resto de Andalucía.

Fruto de las primeras investigaciones los agentes pudieron constatar que se trataba de una organización dedicada al contrabando de tabaco por lo que se estableció un dispositivo de vigilancia y seguimiento sobre estas personas dando como resultado la detención de sus integrantes.

Vehículos con doble fondo y “matuteras”

La organización introducía el tabaco en vehículos con dobles fondos por la aduana de La Línea de la Concepción (Cádiz) y por personas que lo llevaban adosado al cuerpo (matuteras). Para ello disponían de una gran flota de vehículos que permitía el cambio constante en el paso aduanero.

Una vez introducido el tabaco de contrabando, disponían de varias  “guarderías” (casas para guardar el tabaco) en La Línea de la Concepción. La organización variaba el almacenaje del tabaco frecuentemente para  dificultar la labor policial.

Posteriormente, para distribuir el tabaco de contrabando quedaban en un área de servicio con los compradores con los que previamente se había acordado la cantidad requerida y el precio pactado del tabaco.

En estos desplazamientos la red utilizaba vehículos lanzaderas encargados de avisar de presencia policial en el trayecto a recorrer y contaba con puntos de vigilancia estáticos en la entrada al área de servicio.

Una vez realizado el intercambio, los compradores se dirigían a las localidades de Lepe y Ayamonte (Huelva) y Paterna de la Rivera(Cádiz) para distribuirlo en kioskos, establecimientos de ultramarinos y domicilios particulares, desde donde se ponía la venta al público.

El precio de cada cajetilla venía fijado desde el origen, es decir desde los cabecillas de la organización en la Línea de la Concepción, para que el margen de beneficios para cada escalón de la organización fuera el correspondiente.

Se estima que la organización ha podido obtener unos beneficios de 192.000 euros al año.

La operación ha sido desarrollada por agentes del Equipo de Policía Judicial  de la Guardia Civil de La Línea de la Concepción  (Cádiz).

5300_01La organización era conocida como “la banda de la Alcantarilla”, ya que utilizaban una tapa de alcantarilla para fracturar las máquinas recreativas de los establecimientos de hostelería y así apoderarse de la recaudación.

En los 8 registros practicados se ha incautado 5 armas de fuego, munición, armas blancas, 1 kilo de cocaína, más de 2 kilos de hachís y distintos productos químicos para la adulteración de sustancias estupefacientes.

Instalaban balizas a sus víctimas potenciales para conocer mediante localización GPS su ubicación.

La Guardia Civil, en el marco de la operación “YE” desarrollada en Valencia y Alicante, ha detenido a 12 integrantes de una organización criminal dedicada a cometer robos en establecimientos comerciales y viviendas. El grupo era conocido por su particular forma de actuar, ya que en gran mayoría de las ocasiones empleaban una tapa de alcantarilla para fracturar las máquinas recreativas de los establecimientos de hostelería y así apoderarse de la recaudación. Se les atribuye la autoría de cerca de 60 hechos ilícitos relacionados con robos, tenencia ilícita de armas y tráfico de drogas.
Como resultado de los 8 registros realizados en viviendas de distintas localidades de Valencia y Alicante, la Guardia Civil ha incautado 5 armas de fuego, entre las que destacan una pistola con silenciador y una escopeta de cañones recortados; así como, munición, armas blancas, un chaleco antibalas, pasamontañas, un equipo de balizamiento, 1kilo de cocaína, más de 2 kilos de hachís y distintos productos químicos para la adulteración de sustancias estupefacientes.
También se ha intervenido prensas hidráulicas de material metálico, así como dos máquinas industriales envasadoras al vacío.
La operación se inició tras tener conocimiento de la comisión de varios robos con violencia en establecimientos comerciales en la comarca de la Sabor (Comunidad Valenciana).
Tras la investigación desarrollada por los agentes se localizó a un grupo que estaba cometiendo robos con fuerza en comercios y viviendas de la zona.
Posteriormente, se procedió a la detención de los 12 integrantes de la red, de edades comprendidas entre los 19 y los 34 años y de nacionalidades española y armenia, en las localidades de Gandia (V), Tavernes de la Valldigna (V), Corbera (V), Ondara (A) el Vergel (A) y Pego (A).
A los ahora detenidos se les imputa los delitos de robo con violencia, robo con fuerza, contra la salud publica, tenencia ilícita de armas y munición, lesiones, estafa, falsedad documental sustracción de vehiculo a motor y pertenencia a organización criminal.
Este grupo organizado era conocido como “la banda de la Alcantarilla” por su peculiar forma de actuar a la hora de cometer los robos, ya que  utilizaban una tapa de alcantarilla para fracturar las máquinas recreativas de los establecimientos de hostelería y así apoderarse de la recaudación.
Además, empleaban gran violencia física en sus acciones llegando a utilizar cuchillos de grandes dimensiones y armas de fuego.

El líder se autodenominaba “Coronel Jefe de Operaciones”

El líder de la banda, que se autodenominaba “Coronel Jefe de Operaciones”, conducía los vehículos utilizados para la huída de los lugares donde cometían los hechos y que habían sido previamente sustraídos. Asimismo, se encargaba de estudiar y planificar las acciones futuras, puesto que era necesaria su aprobación para ejecutarlas.
Este entramado delictivo estaba perfectamente organizado, ya que cada uno de los miembros tenía una misión definida. Dos de ellos eran los encargados de establecer los lugares donde cometer los robos, mientras que los demás eran los encargados de llevarlos a cabo.
Este grupo, a parte de realizar robos en establecimientos hosteleros, también cometía robos en viviendas donde existían sustancias estupefacientes, así como otros efectos de interés para la banda.
Para hacer el seguimiento de las futuras víctimas, les instalaban un sistema de balizamiento para conocer mediante localización GPS su ubicación.
Por otro lado, se ha podido constatar que la organización contactaba con un trabajador de una ITV para que realizara inspecciones técnicas favorables a los vehículos que presentaban deficiencias o anomalías graves para posteriormente venderlos e introducirlos en el mercado.

Laboratorio clandestino para adulterar la droga

La red tenía un laboratorio clandestino utilizado para la adulteración de la droga, ya que se “cortaba” las sustancias para conseguir mayor cantidad. Para simular la apariencia de origen de la droga manipulada utilizaban prensas hidráulicas y moldes.
Por otro lado, en estas instalaciones también envasaban los estupefacientes utilizando maquinas industriales.
Las investigaciones continúan abiertas por lo que no se descartan nuevas detenciones.
Las diligencias han sido entregadas en el Juzgado nº 2 de Gandia (Gandía).
En esta operación han participado agentes del Equipo de Policía Judicial de Tavernes de la Valldigna (Valencia) y han colaborado en su fase de explotación Policía Judicial de Gandia y Área de investigación de Tavernes de la Valldigna.

Publicidad

Ciberseguridad

Homenaje a la Bandera de España

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies