Agentes de la Ertzaintza detenían, en la tarde de ayer en Basauri, a un varón de 22 años de edad acusado de un delito de robo con fuerza. Presuntamente, el sospechoso habría roto el cristal de una vitrina, en un comercio del barrio Zabalandi, y habría robado cuatro teléfonos móviles valorados en más de 2500 euros, aunque era sorprendido por el personal de seguridad del local.

Pasadas las seis y media de la tarde de ayer, miércoles, la Ertzaintza recibía el aviso de los responsables de un comercio del barrio Zabalandi de Basauri, según el cual habían sorprendido a un individuo que había roto el cristal de una vitrina, para robar cuatro teléfonos móviles valorados en más de 2500 euros.

Personada una patrulla de la Ertzaintza en el lugar, los responsables del comercio informaban a los agentes de cómo el sospechoso habría roto el cristal de una vitrina en la que se exponían varios teléfonos móviles de alta gama, y habría cogido cuatro de estos teléfonos con intención de robarlos, siendo sorprendido cuando lo hacía por su personal de seguridad.

Ante estos hechos, los ertzainas identificaban al sospechoso como un varón de 22 años de edad y procedían a su detención bajo la acusación de un delito de robo con fuerza y a su traslado a dependencias policiales.