Agentes de la Ertzaintza detuvieron en la mañana de ayer, lunes, a un joven de 18 años de edad, acusado de ser el presunto autor de un total de cinco robos en viviendas registrados durante las madrugadas del jueves y el viernes de la semana pasada en Andoain. Al parecer, el arrestado entraba en los pisos, principalmente a través de las puertas de los balcones, para robar dinero y aparatos de telefonía, entre otros enseres, aprovechando que las personas residentes estaban durmiendo. En el momento del arresto, portaba un teléfono móvil sustraído en uno de los pisos. Además, se le imputa el robo de un vehículo propiedad de uno de los moradores de una de las casas, donde se apoderó de las llaves del mismo y un robo con fuerza cometido en otro coche estacionado en las cercanías de estos inmuebles.

La Ertzaintza y la Policía Local de Andoain recogieron la semana pasada un total de cinco denuncias por robos cometidos en domicilios ubicados en varias calles de la zona centro del citado municipio. Estos actos delictivos tuvieron lugar, dos de ellos en la madrugada del día 5 y tres más durante la madrugada de la jornada siguiente, día 6. Cuatro de ellos ocurrieron mientras las personas moradoras de los mismos se encontraban durmiendo y el quinto permanecía vacío al estar de obras por reforma. Se trata de pisos de baja altura y el acceso al interior se produjo, en cuatro de los casos por la puerta del balcón y en uno de ellos por una ventana, tras escalar por la fachada del inmueble.

Principalmente, fueron sustraídos dinero en efectivo, teléfonos móviles, una tablet, algunas piezas de joyería y dos juegos de llaves de vehículos. Se da la circunstancia de que un coche, al que correspondían unas de éstas llaves, fue robado del lugar donde se encontraba estacionado, en la vía pública cerca de uno de los domicilios, en la madrugada del día 5. Además, en otra de las viviendas fue hallado un paraguas plegable, que no era propiedad de las personas allí residentes, el cual, según se ha podido comprobar, procedía de otro vehículo objeto de un robo con fuerza que estaba también aparcado esa misma madrugada en una calle de las inmediaciones. Del interior de este coche fueron sustraídas también algunas monedas.

De esta forma y a consecuencia de las indagaciones practicadas desde la Ertzain-etxea de Hernani para esclarecer los hechos, en la mañana de ayer, lunes, fue arrestado un varón por su presunta implicación, tanto en los robos cometidos en las cinco viviendas y la sustracción de un vehículo propiedad de uno de los residentes, donde sustrajo las llaves del mismo, como el robo con fuerza cometido en otro coche aparcado en esta zona.

El implicado llevaba entre sus pertenencias un teléfono móvil correspondiente con uno de los sustraídos en las viviendas, que ya ha sido devuelto a su legítimo propietario.

El arrestado ha sido puesto a disposición del Juzgado de Tolosa en la mañana de hoy, martes, una vez concluidas las diligencias policiales.

La Ertzaintza investiga el paradero del vehículo robado.